Pastor

 

A la edad de 10 años en una campana evangelsitica tuve mi primera experiencia de fe, recibiendo el perdón y presencia del Espíritu Santo. A los 12 años recibí mi primera palabra profética por vía de un primo de que habría de ser pastor en Aguadilla de una Iglesia muy grande y de mucha influencia; en ese momento como todo un adolecente me fue difícil entender y aceptar aquella poderosa palabra debido a muchas circunstancias. Luego de un proceso de inestabilidades; a los 19 años tuve la oportunidad de reconciliación con el Señor en una campana que celebro el evangelista Alberto Motesi en la Cuidad de Miami Florida, lugar donde residía en ese momento con mi esposa; fue en ese momento que entendimos que teníamos que dedicar completamente nuestras vidas al servicio del Señor, a través del ministerio pastoral; mi esposa y yo bajo la convicción del Espíritu Santo comprendimos que Dios deseaba que regresáramos a Puerto Rico a cumplir con el llamado lo cual hicimos sin titubear. Luego que llegamos a Puerto Rico comencé a trabajar con un pariente por espacio 8 años, o sea que la revelación de Dios no se llevo a cabo enseguida el ministerio, sino que Dios nos sometió a un duro proceso de formación, como miembro de una Iglesia local y atravesar numerosas circunstancias lo cual fue muy necesario para formar nuestras vidas, carácter, devoción y convicción para poder representar  un ministerio cristiano hoy día audaz y transformacional.

Luego de ese periodo de espera y discipulado mi esposa y yo entendimos que el tiempo de Dios había llegado de para ir a un seminario y recibir así las herramientas útiles para la labor divina, y comencé a cursar mis estudios en el Seminario Teológico Bautista de New Orleans con sede en Caguas, Puerto Rico en el 1991, donde me gradué el 14 de mayo del 1993 recibiendo el diploma en ministerio pastoral. Luego de terminar el seminario el 3 de octubre del 1993 acepte el Pastorado de la Iglesia Rey de Reyes de Aguadilla, Puerto Rico por voluntad divina. Además recibí la ordenación formal al santo ministerio el 26 de noviembre del 1993. Y desde entonces hemos ayudado a la Iglesia Rey de Reyes a experimentar un crecimiento glorioso a todas los niveles, tanto local como internacional. La Señora Ángela Castro quien es mi amada esposa y nuestros dos maravillosos hijos Diane y Víctor David, estamos muy felices sirviendo al Señor con mucho amor y gran sentido de responsabilidad, edificando a la Reina (Iglesia) que es la Esposa del cordero de Dios para presentársela al soberano Rey santa y sin defecto.